REFLEXIONES SOBRE LA CULTURA


Muy buenas a todas las personas (así me quito de susceptibilidades poniendo un muy buenas a todos y todas)

Esta entrada la creo para desahogarme ante tanta frustración que va cayendo sobre este país y, sobre todo, en el mundo de la cultura. Sobre el empecinamiento de este gobierno en que seamos unos ciudadanos mediocres, con cultura y educación mediocre, a su imagen y semejanza por cierto. Estoy más que harto de que las disciplinas artísticas sean tomadas por el pito de un sereno en muchos casos. Dedicarse al ballet clásico, al teatro, al circo, a la pintura, a la escultura, a la música al cine o a otras tantas, es para la inmensa mayoría de los profesionales de estos gremios un vía crucis exasperante. Cuando te preguntan en el INEM a qué te dedicas y dices que eres actor, o bailarín, o músico enseguida te dan las ofertas para trabajar de camarero, o si hablas bien, de comercial... ¿ Por qué? porque no se valora la cultura ni a los profesionales dedicados en cuerpo y alma a ella.

El problema radica en que, los que nos dedicamos al noble arte de crear para divulgar ideas, conceptos o críticas al sistema, muchas veces, no gustamos a los estamentos que rigen el poder de decidir por esos mismos motivos. Somos sus Pepitos Grillo y cuantos menos seamos, más tranquilos estarán. Pero señores mandamases, estamos en pleno derecho de poder exigir responsabilidades si vemos que no lo están haciendo bien. Un país es una gran empresa con millones de accionistas que no solo los pueden tener en cuenta cada cuatro años contando engañuflas. Me pueden decir que han bajado el IVA cultural... sí, pero en parte, no nos engañen. Han bajado el IVA de las entradas para que vaya más público, pero han mantenido el IVA del 21% en la venta y contratación de espectáculos, con lo cual, las productoras y distribuidoras, seguimos teniendo el mismo problema a la hora de vender nuestros espectáculos. Así que, bajen también ese IVA y entonces me creeré que el IVA cultural ha bajado. Mientras tanto, no nos engañen más. Sé que es complicado dirigir semejante trasatlántco, pero ustedes se presentaron para ello, así que tienen el deber y la obligación de hacerlo bien y si el ciudadano no está de acuerdo, se lo puede hacer saber sin tanta estupidez por medio y corta fuegos... porque les recuerdo que ustedes son nuestros empleados, no nosotros los suyos.

Es triste decirlo, pero en segundo de la ESO, ya no se imparte música. La filosofía desaparece en bachillerato porque no quieren pensantes, ni personas que puedan discernir y tener ideas propias.

En mi época, los profesores de literatura o lengua castellana nos daban verdaderas joyas literarias para analizarlas, obras de teatro para representar. En mi colegio teníamos Olimpiadas culturales donde se fomentaba y premiaba las habilidades artísticas y prácticamente todo el mundo participaba. Hoy sería una idea descabellada realizar ese tipo de actividades en muchos colegios después de tantas reformas educativas que se han sufrido y que, hasta para los profesores, son un dolor de cabeza. ¿Y todo por qué?

Porque los dirigentes tan cultos como estúpidos han decidido que es mejor lo suyo que lo anterior.... y así, la casa sin barrer.

En lo que se refiere al teatro, al cual me dedico humildemente y prácticamente en silencio, impartiendo clases, escribiendo obras, produciéndolas invirtiendo el poco dinero que se gana, dirigiéndolas e intentando representarlas, amando esta profesión que lleva más de dos mil años en crisis, veo que el futuro de las personas profesionales de este sector seguirá siendo el de siempre. Solo unos pocos, la punta del iceberg, sobreviven, algunos se lo han trabajado, otros tenían el camino hecho gracias a familiares, amigos o vaya usted a saber... enhorabuena para ellos. Pero recuerden que para que haya punta de iceberg, tiene que haber mucha más masa debajo y que sin esa masa, la punta no existiría. Pido respeto a todos los que estamos debajo de la línea de flotación para que podamos dar de comer a nuestros hijos de una manera digna y no siempre con penurias. La cultura en este país se merece el mismo respeto que cualquier otra profesión. Hay ayudas para empresas y sectores como el de la estiba, mineros, sector automovilístico, empresas de I+D, etc. En cambio, para la cultura hay migajas y desprecio. ¿Cúantos grandes bailarines y bailarinas se han largado? ¿ Cúantos profesionales de la pintura desaparecen de este país? Y ¿Por qué no se ayuda más? porque somos los Pepito Grillo de la desfachatez y culturizar al pueblo para que piense no les conviene.

Con este post no quiero crearme enemigos, que muchos habrá que dirán que me busque un trabajo estable y decente, pero a los que me critiquen les diré, que mi trabajo es DECENTE y que debería ser ESTABLE si realmente este país fuera un país que cuidara de su cultura y de sus artistas.

En fin, podría extenderme mucho más en mis pensamientos, pero tengo que abrir mi lata de sardinas para poder comer. Un saludo a todos los que leen esto, si es que alguien lo hace.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags